06 diciembre 2009

Cabrito perdido en la Quebrada

Don Cosme subía y bajaba peñascos. Su único cabrito se había perdido en la inmensidad de la Quebrada de Humahuaca.
Un turista europeo que andaba por ahí, vio tan preocupado a Don Cosme que decidió ayudarlo sin ningún compromiso y sólo por incurrir en una aventura exótica.
Finalmente, fue el turista quien encontró al dichoso cabrito, atrapado entre unos arbustos achaparrados.
Don Cosme, muy agradecido, invitó al extranjero a almorzar a su casa, y lo agasajó con una exquisita cazuela de cabrito.

4 comentarios:

JOAQUIN BARRAGAN dijo...

Lu: cómo estás? Yo aquí por empezar a estudiar, pero tomandome un tiempito para deleitarmecon us palabras. Gracias por volver.
Un beso grande...

insomne dijo...

je ironico y con final negro! saludos lucila paso por tu blog a dejar mis comentarios!
Me encanta que vivas en salta!

Michifus dijo...

Jajajajajaja, negrísimo el relato!
¡Lo vi a Fort!, pero no me saqué fotos con él, jajaja. Sí tengo fotos con Campanella. Un grande.

Que sigas bien.

M

Marcela dijo...

Hola Lucila, me encantó el humor que usaste en el relato.
Un abrazo.