14 noviembre 2008

Preguntas más frecuentes hechas por los estudiantes del colegio secundario a los profesores en esta época del año






Todas las preguntas van precedidas del vocativo "Profe...":


1) ¿CUÁNDO ES LA PRUEBA?. (Esta pregunta ya fue contestada generalmente hace unas dos semanas atrás, ya que temario y fecha de exámenes se anuncian con ese margen de tiempo).

2) ¿QUÉ VA A TOMAR?. [en realidad es qué va tomá'] (Pregunta símil a la anterior y que ya fue respondida junto con lo de la fecha, y unas cuantas veces más, generalmente. Y dando por sentadísimo que a un alumno no se le puede contestar "un café doble, gracias").

3) SI EN EL PRIMER TRIMESTRE SALÍ CON UN CUATRO Y EN EL SEGUNDO SALÍ CON UN SIETE, ¿CUÁNTO ME TENGO QUE SACAR EN EL TERCERO PARA APROBAR?. (Ecuación matemática de difícil respuesta si tenemos en cuenta que la calificación no es promediada, sino que desde hace unos siete años es procesual, y tiene que ver con criterios más que con números.... Además, esta preguntita es tendenciosa y tiene que ver más bien con ¿cuánto tiempo me quedo en internet chateando con los pibes y las pibas hoy?, ¿en cuántos minutos estudio para la prueba de Lengua cosa de aprobar justo justo?).

4) ¿CUÁNTO VALE CADA PUNTO?. (Esta pregunta es realizada mientras el estudiante se encuentra en plena prueba escrita. Respuesta negada de mi parte, ya que de puro negligente nunca saco "valor de cada punto" antes de corregir).

5) ¿CON CUÁNTO SALGO YO?. (Pregunta de difícil respuesta teniendo en cuenta que es efectuada antes de que termine el periodo de examen. La respuesta se agrava si a eso le sumamos que cada profesor tiene unos trescientos alumnos más o menos, entre todos los colegios en los que trabaja, y acordarse de las notas de uno solo es un poco improbable).

6) ¿CORRIGIÓ LAS PRUEBAS?. (Pregunta desgarradora. Porque entonces uno se imagina la pila de quinientos exámenes que tiene en su escritorio, esperando ser corregidos. Y se acuerda también de que la noche anterior se quedó hasta las tres de la mañana tratando de terminar y no... Y debe excusarse. Y dar una explicación).

7) ¿¿¿¿¿YO APRUEBO SU MATERIA?????. (Pregunta desesperada. Pero de difícil respuesta hasta, por lo menos, fin de mes y culminación del periodo de exámenes).

8) ¿QUÉ DÍA ES HOY?. (Esta pregunta es hecha en realidad durante todos los días del año, por algún alumno del curso, cada vez que se anuncia un práctico o prueba escrita. Pregunta que me es imposible responder. Yo tampoco sé qué día es hoy. Nunca pude contestar una pregunta tan existencial).




11 comentarios:

Mx dijo...

Ah... o sea que ustedes ya tienen una tipología bien definida de los estudiantes hincha....
Yo era de los que hacía todas y cada una de esa preguntas; ahora comprendo esa cara tan particular de los profes cuando me respondían...

Lucila dijo...

Max! Un gustazo tenerte de visita.
Sí... lo de las tipologías es moneda corriente. Es increíble la adecuación a los formatos, en todos los tiempos y lugares.
Saludos!

Juan Pablo dijo...

Profesora eso me recuerda una pregunta muy puntual ¿Si me llevo su materia libre? ¿Cuanto me tengo que sacar para aprobarla? :^P ;^)

Admito que peque con esas preguntas alguna vez, pero la razón de que ellas existan es por que confiamos más en su criterio como profesores que nosotros como alumnos, ja ja ja, en algunos casos ;).

Lo que piensa el alumno siempre por lo general es: Yo tengo 11 materias y la profesora solo este curso, pero no es así, solo ven la mitad de la torta ^^

Un abrazo!

Lucila dijo...

Alumno Juan Pablo, mucho gusto de que esté por acá. Debe sacarse seis nomás. Y otra cosa: su pregunta no es de las "frecuentes".
Sobre la dificultad de su pregunta, paso a responder en su propio blog...
Saludos!!!

Martina dijo...

¡Muy bueno el post Lucila! En realidad, muy buenos todos (y algunos, además, súper introspectivos, buceadores del yo...).

Con este último me hiciste recordar viejos tiempos (bueno, no tan viejos...), pero tenés razón, las preguntas son perennes y pueden ser escuchadas en cualquier tiempo y lugar... (acá pasa igual...)

Y ahora cuando esté allá vas a tener que hacerme escuchar el cd de Callejeros, porque por tu reseña, ya dan ganas de tenerlo ;-)

Besos y, si Dios quiere, nos vemos prontito!

Estrella dijo...

Muy buen racconto de las preguntas de fin de año, me encantan los niñitos aplicados... y los no aplicados también!

Saludos!

Leticia dijo...

Jajaja, me hiciste reír mucho, me recordaba algunas de mis preguntas en el secundario.
Me encanto esto, lo recomendará a mis compañeros profesores. Yo todavía me resisto a la docencia.
Saludos Lucila !!

Anónimo dijo...

Son preguntas fatales, por eso creo que lo mejor es sublimarlas a través del humor, de otro modo la existencia docente puede llegar a ser miserable.
Rafael

Anónimo dijo...

mE DIVIRTIO ESTO LUCILA Y SI BIEN NO SOY DOCENTE, ME SONREÍ AL LEER, QUIEN NO HIZO ESAS PREGUNTAS, TAL VEZ POR EL SIMPLE HECHO DE PREGUNTAR COMO CUANDO HABLAMOS CON EL TAXISTA SOBRE EL TIEMPO...

uN ABRAZO.

lILY cHAVEZ

Michifus dijo...

¡Muy gracioso y ácido!

Que sigas bien. Saludos.

M

Maxi Paesani dijo...

Algunas de esas no me hacen en el colegio. Por ejemplo la del puntaje, porque la directora nos exige que las pruebas lo expliciten.

Pero casi todas son clásicos. Creo que se podría hacer un diagrama o bosquejo de las caras que suelen acompañar a cada una de ellas. Por ejemplo, la de ¿Profe, apruebo su materia? Suele ir acompañada con falta de tensión en los músculos faciales, cara de perro que volteó la olla, cabeza ligeramente inclinada y hombros caídos. La postura se hace progresivamente patética mientras uno pasa las notas de fin de año.